Qué quiero ser de mayor…

El hoy dibuja quienes seremos. Sin dramatismos, pero es así. Lo que hoy hacemos, decidimos y vivimos construye nuestro yo futuro, si es que llega.

No sé exactamente por qué he abierto un blog en uno de los momentos más agetreados de mi vida. Al final, buscamos hacer aquello que nos gusta.

El tema es que hoy he estado escuchando el podcast de Pasión Geek. Es un podcast de pura conversación de tres amigos, un vasco, un andaluz y un valenciano.

Hablaban del mundo de los influencers. Muy recomendable escucharlo. Por lo que a mi respecta me he sentido un puñetero dinosaurio. Pero es así, por absurdo que nos parezca a los que somos de «otra época», el mundo de los influencers rueda cual tren de vapor a base de selfies.

Si quieres escucharlo es este episodio:

Son distintas formas de pensar, distintas generaciones. Saberlo abre la mente, decirlo te hace sentir viejuno. Pero el mundo sigue rodando queramos reconocerlo o no. Y más rápido de lo que desariamos.

Escuchar el podcast ha sido inspirador. Porque hace unas semanas abrí este blog, pero sin saber bien qué es lo que quería. Y tengo algo en mente.

En este blog voy a hablar de viajes, porque quiero viajar todo lo que la vida y el dia a dia me permita. Quiero viajar porque quiero conocer lo diferente, otros puntos de vista, otros contextos, otros modos de vida o costumbres.

Donde nacemos determina nuestra forma de pensar, nuestras costumbres, y parte de nuestros placeres. Salir a ver qué hay allá afuera me parece una buena opción.

¿Quiero monetizar este blog?

Si.

Pero, si este blog se llega a monetizarse algún día lo hará con un eCommerce de mochilas. Vamos, que si llega el caso buscaré una forma indirecta. No quiero condicionantes, esto no es un nicho de viajes para mí, es el blogging que me ha gustado desde que los cables nos conectan unos con otros estemos donde estemos.

La vida está cambiando… el mundo digital no es el dorado, pero es una «nueva» fuente de trabajo que ha de ir inevitablemente increxendo.

Al final, la idea que puedo llevar yo de tener este blog raro con un ecommerce en un subdominio que vende mochilas (tema que de por si me gusta, porque es un accesorio al que le suelo dar mimo para comprar), es como tener una parada en el mercadillo de los domingos, pero en digital. ¿Se puede soñar más claro?

¿Muy alocado? Puede ser. Pero disfrutemos del placer de escribir al aire en este mar digital que hace llegar los escritos a gente de todo, que coinciden o no en formas de pensar, pero que de alguna manera han conversado, al leer… y al escribir.

Internet sigue vivo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *